sábado, 31 de julio de 2010

Amor por internet

A mí me daba roche admitirlo. Si uno se atrevía a decir que había "conocido" a alguien por internet, te colocabas de inmediato en uno de estos grupos:
o tenías baja autoestima y por éso no podías coquetear con alguien "en la vida real", o estabas viviendo una fantasía con alguien a quien jamás verías realmente, o estabas en busca de un gringo que te saque del país, o estabas involucrándote con algún loco que pronto terminaría siendo tu asesino, como el gringo que mató a una chica y la metió a una maleta abandonándola en el mar.
Ahora recuerdo claramente lo que una de mis amigas me dijo cuando le conté que me había enamorado de alguien por internet: "ten cuidado no vayas a terminar como la chica de la maleta".

Hasta ahora no entiendo por qué yo no encajaba en ninguno de ésos grupos. Ni vivía ninguna fantasía, ni quería un gringo que me "arregle" la vida, ni me crucé con ningún asesino ni mi autoestima estaba tan baja. Lo cierto es que yo pertenecía al club de personas solteras, que trabajan y estudian y que son algo tímidas. En realidad nunca me gustó conocer a un tipo en un bar o una discoteca. Siempre hay mucho ruido, mucho humo, mucho alcohol de por medio y casi nunca te das cuenta de cómo es la persona realmente hasta la mañana siguiente, en que probablemente ni te acuerdes de lo que pasó la noche anterior. La verdad es que lo único que yo quería era conocer a alguien que me quisiera de verdad y me respetara. Alguien de quien yo me enamorara perdidamente...nunca imaginé encontrarlo por internet...

Alguna vez has flirteado en la red? Muy probablemente tu respuesta sea sí. Hasta es casi seguro que estés chateando ahora mismo con esa persona en una ventana aparte. Los estudios demuestran que cada vez más y más gente se involucra en este "flirteo virtual" y que cada vez son más las personas que han encontrado a su media naranja por este medio. Yo estoy felizmente incluída en este grupo.

Cuando por fin me animé a contarle a mis amigas, me pusieron sobre la mesa los posibles riesgos de mi osadía: Qué pasa si es un loco que solo escribe cosas bonitas por Internet pero en la vida real es un psicópata? Y si cuando lo ves en persona ya no te gusta? O si tú no le gustas a él? Y si te está engañando y es casado? Cómo sabes que realmente te gusta si nunca la viste en persona? Y si es un asaltante o un maniático sexual? O un mujeriego que le gusta coquetear con cuanta chica se le cruza por el chat?

El conocer a alguien por internet tiene, como todo en esta vida, sus ventajas y desventajas:

- Y si es un psicópata? Un maniático o un asaltante? Ese mismo riesgo corres cuando conoces a alguien en la universidad, en una discoteca o en el trabajo. Acaso el hecho de conocer a alguien físicamente te garantiza que ésa persona no tiene algún desorden mental? Y si el chico que se sienta en la carpeta de al lado en tu universidad está metido en alguna mafia narcotraficante?

-Y si cuando lo ves personalmente ya no te gusta? Entonces le pones punto final al asunto y ya está. O pueden quedar como amigos o no lo ves más. Cuál es el problema?

- Y si sólo deja ver su lado bueno por internet pero en realidad su personalidad es otra? Acaso no hacemos lo mismo todos cuando recién estamos coquetando con alguien? Por último si descubres que realmente es un renegón o aburrido de porquería, pues le pones punto final al asunto y se acabó. Cuál es el problema?

Te has dado cuenta que todos los riesgos que se corren al conocer a alguien por internet son los mismos riesgos que se corren en la vida real? Cuando empiezas a salir con un chico, le das tu número de teléfono, tus apellidos, dónde trabajas o estudias y hasta la dirección de tu casa. Y si resulta ser un psicópata? Acaso no corres riesgo al empezar a salir con alguien que conociste en una disco? Es exactamente lo mismo por internet.

Yo, que conocí al que ahora es mi esposo (y que sin duda es el amor de mi vida) por internet, puedo decir que hay algunas ventajas en el "flirteo virtual":

- Cuando te inscribes en una de esas páginas, tienes la opción de escoger quién te gusta, quién no te gusta y puedes chotear a alguien sin pasar como malcriada ni tener que soportar a algún pesado insistente.

-Si alguien te gusta pero no eres correspondido, te ahorras el momento incómodo de ser "choteado". El estar detrás de una computadora, te sirve de protección.

- Al empezar a chatear con alguien, tú decides a qué hora y cómo. El bloquear o desbloquear a alguien te dá libertad de elegir con quién y cuándo quieres conversar, cosa que no puedes hacer cuando sales con alguien.

- El tiempo inicial del enamoramiento se invierte en conversación. Cuando te enamoras de alguien a quien conoces personalmente, el tiempo inicial consiste en miraditas, besos, agarraditas de mano y hasta sexo. Por internet, el conversar reemplaza el contacto físico. Si ambos son realmente honestos, puedes conocer los puntos de vista de la otra persona, sus opiniones, sus miedos, sus metas, la historia de su familia y todas ésas cosas de las que uno en circunstancias normales y en muchos casos, se entera luego del sexo.

- Esas largas conversaciones pueden ser la pista clave para saber si esa persona es realmente la indicada para ti.

- El no conocer físicamente a la persona le dá una tremenda emoción y nerviosismo al primer encuentro físico.


OJO! Hay que recordar que hay mucha gente en internet que sólo busca burlarse de otros o hacer pasar un mal momento. Muchos desadaptados sociales o hasta psicópatas circulan por la red. Hombres y mujeres. Al igual que en la vida real, hay que tener cuidado, ser precavido y contar con un poco de suerte.

En mi opinión, el conocer a alguien por internet te abre a todo un mundo de posibilidades que no tienes en la vida real. Por internet puedes conocer gente de todas las razas, culturas, países, idiomas y edades. Éso acrecienta tus probabilidades de encontrar a tu media naranja.

Repito, el flirteo virtual trae consigo muchos riesgos y depende de uno el ser precavido. En mi siguiente post escribiré algunos tips para darte cuenta si la persona con la que estás chateando va en serio, si es un demente o si solo está burlándose de ti. En las cosas del amor es válido ser romántico y soñador pero también es válido ser precavido y fijarse bien. No se vale pecar de tonto o ingenuo. Y esto se aplica al flirteo virtual o real.

Aquí te dejo este reportaje televisivo, para que veas que las hitorias de amor virtuales son más comúnes de lo que imaginas y que no siempre hay un "loco de la maleta" esperando por ti al otro lado de la computadora. También existe la posibilidad de que sea el amor de tu vida...nunca se sabe...



miércoles, 21 de julio de 2010

Cuando un papá se va...

Un papá puede irse de la vida de sus hijos de dos formas: emocionalmente y físicamente. Las dos maneras son tremendamente dolorosas y pueden dejar grandes heridas en el corazón. El mío se fue de mi vida emocionalmente hace muchos años, cuando yo era una niña y nunca más regresó. No recuerdo su presencia emocional. Era como un visitante, como un huésped o como un conocido de la familia, hablando en términos figurados. Hace algunos días, él se fue físicamente. Su ausencia ahora es completa.

Qué te trae la muerte de una persona importante en tu vida? Ahora que lo he experimentado en carne propia, me atrevería a decir que la muerte de alguien a quien tú quieres, te trae una profunda y cruda tristeza. Éso tal vez es fácil de explicar y comprender. Lo que no es tan fácil de explicar es la sensación de vacío que la muerte deja. Es un silencio espiritual, interno que no se puede describir.

Nunca más escucharás la voz de esa persona al lado del teléfono. Nunca más las bromas o las risas o la forma especial de hablar que tenía. Nunca más las peleas ni las conversaciones largas. Nunca más su figura frente a ti. Es raro. Se siente raro.

Dice mi abuelita que el dolor más grande es la muerte de un hijo. Ella habla con autoridad sobre el tema porque ha visto morir a sus padres, hemanos, esposo y a una de sus hijas. Yo no soy madre y por lo tanto no he experimentado éso, pero puedo decir que cuando un papá se va...te duele en el alma. Sabes lo que es tener un dolor en el alma? Es un dolor que le duele al dolor. Es una pena que se asienta en lo profundo de tu ser y que pesa más de una tonelada. Pesa tanto que no te deja caminar, respirar o hablar. Pesa tanto que la vida pierde el sentido que antes tenía.

Pero la muerte enseña. Te hace madurar. Te hace más fuerte. Te deja bien clarito en la cabeza que no eres nada. Que si mañana un borracho conduciendo un auto te atropella y te mata, se van al diablo tus planes de estudios, viajes, matrimonio, hijos, profesión y todo aquello que era tan importante para ti. Tu vida pende de la suerte, del destino, hasta podría decirse que estás en manos de los demás. Qué pasaría si un ex-enamorado se transtorna psicológicamente y decide matarte? Qué pasaría si mañana descubres que tienes una enfermedad horrible y que te queda un mes de vida? Qué pasaría si un día mientras te duchas te resbalas y te golpeas el cerebro y mueres en el acto? A dónde va todo aquello con lo que soñabas? Todo aquello por lo que te habías esforzado? Ves? No somos nada. Cualquier problema nos aflige sin darnos cuenta lo insignificante que puede ser. Desperdiciamos tanto tiempo pensando, llorando, peleando, callando por orgullo y hasta renunciando a nuestros sueños...y si la vida se acabara mañana?

Lo peor de todo es que el mundo sigue, no deja de girar porque alguien murió. El sol sigue saliendo por las mañanas y la gente sigue caminando presurosa por la calle. Los buses siguen circulando en la ciudad y la televisión sigue poniendo películas y noticieros. A veces tanta normalidad asusta y hasta parece insultar. Uno se pregunta: es que nadie se ha dado cuenta que mi papá ha muerto? Por qué todo sigue su curso normal? Es que a nadie le importa que la vida de un ser humano se haya acabado y que hayan quedado muchos aquí llorando su partida?

El mundo sigue girando no importa si el que se murió fue tu papá, un vecino, un presidente, un amigo o un albañil. El mundo sigue girando y a ti no te queda otra que girar también.

Cuando un papá se va, duele. A mí me dolió dos veces. Cuando se fue emocionalmente y luego físicamente. Y aunque la distancia emocional haya sido tan grande entre nosotros, yo llevo su sangre y me duele que ya no esté. Aunque haya cometido todos los errores que cometió, duele igual.

Hoy me doy cuenta que mi padre siempre estuvo ausente. Yo siempre lo tuve presente, pero él estuvo ausente y ahora ni siquiera podremos sentarnos a conversar del tema.

Por todo lo que quedó sin decir, por todas las preguntas sin respuesta, por todas las noches de soledad, por todos los momentos en que se necesita el consuelo de un papá, por todas las veces que nos hiciste reír y las veces que fuimos a comer chifa, por todos los recuerdos, por todo lo que fue y por todo lo que no fue y que ya nunca más será...por todo ello escribo este post.

Dicen que la muerte no te quita a las personas. Al contrario, te las inmortaliza en el recuerdo y en el alma. Sin embargo la vida te las puede quitar irremediable y bruscamente. A mí la vida misma me quitó a mi padre hace muchos años, y esa partida dolió muchísimo. Hoy la muerte no me lo quita, me lo graba como un sello en mi vida, en mi historia, en mi mente y en mi corazón.

Hasta siempre pa' ...ya nos volveremos a encontrar...