jueves, 23 de diciembre de 2010

Está nevando afuera de mi ventana...


Por todo lo que dijiste y no quisiste decir
por todo lo que quisiste decir y no te atreviste
por aquellos que estando vivos se fueron de tu vida este año
y por aquellos que siguen presentes en ti aún estando muertos

Por todas las risas y sonrisas compartidas con extraños
por las caminatas a solas
por las conversaciones contigo mismo
por las mañanas llenas de esperanza
y por las noches sentada en el sofá viendo tele

Por todos los que están lejos pero más cerca que nunca
Y por la voz que ya no volverás a escuchar
por las fotografías rotas
y las nuevas fotografías que este año tu cámara captó

Por las peleas sin sentido, esas que luego te hacen avergonzar
y por todas los abrazos sinceros que diste
por las veces que quisiste responder con un insulto y sin embargo guardaste silencio
y por las veces que fuiste agredido, atacado, herido...

Por las veces en que aceptaste tu error
y por haberte alegrado por triunfos ajenos
con alegría sincera, sin envidias
por haber deseado el bien a otro
con verdadero calor humano en tu corazón

Por las lágrimas que cayeron de tus ojos en silencio
por todos los nudos en la garganta sin desatar...

Por los sueños sin cumplir
porque ellos son tu motor de vida
por las metas cumplidas este año
y por las que no se cumplieron también
Por las experiencias vividas
por todo lo ganado que no cuesta dinero
por todo lo que perdiste o sacrificaste a cambio de amor

Por aquella persona que te enseña a amar sin condiciones
sin esperar que respondas de igual manera
y también por aquel que te ama y acepta tal como eres
y que encuentra virtudes en ti, allí donde todos te encontraban defectos
Por aquel que te hace sonreír a diario,
el que cree en ti aún más que tú mismo
aquel que te dá paz con su voz, con un abrazo, con una mirada
por aquel que cambió tu vida, dándote fe en ti misma y en el amor sincero...

Por poner a un lado aquello que sólo te hiere y perturba tu vida
y ponerlo a un lado en armonía contigo misma...

Por aquellos que teniendo a alguien al lado, viven y están solos
por los que aún no encontraron su camino
y también por los que al fin se encaminaron
Por los que encuentran felicidad inmaterial
y también por los bienes materiales que muchas veces nos alegran

Por aquellos que tienen en sus manos el destino de un pueblo
y por los pueblos que siempre tienen en sus manos su propio destino...

Por los que son discriminados, apartados de la sociedad
por creer en algo que a los demás molesta
por los que luchan por la libertad de los seres humanos en el mundo
sin violencia, sin fanatismo, sin extremismos
pero con esfuerzo incansable y demoledora convicción

Por los que no pueden expresar lo que piensan por temor
por los que no pueden elegir su futuro ni el de sus hijos por política
Por la caída de las dictaduras en el mundo
Por los soldados que dejan las armas
porque al fin y al cabo todos sentimos igual
todos queremos amar, todos tenemos familia, todos tenemos sueños

Por los que estarán en cama en Navidad
por aquellos a los que la vida se les acaba
y por aquellos que creen que la vida les durará para siempre

Por aquellas personas que no juzgan, que no controlan, que no invaden la vida de otros

Por todas las veces que hiciste algo con verdadero amor
y por los días que te dieron grandes enseñanzas de vida
con cosas simples, situaciones diarias, gente normal

Por todo lo que quieres pero que no has conseguido
Por las veces en que presumiste de algo cuando no debiste
y las veces en que permitiste que menospreciaran tus logros sin motivo
Por aquellos que no se toman las cosas de manera personal y viven mejor

Por la familia, la que nunca te abandona, la que siempre está para ti

Y por ti, por todo lo que eres
por el valor incalculable que tienes como persona
aunque tal vez aún no te hayas dado cuenta

Por la vida, porque sólo estamos aquí una vez
y no habrá otra oportunidad de ser felices

Feliz Navidad

viernes, 26 de noviembre de 2010

Las chicas grandes no lloran


Aunque te duela en el alma

No te culpes. No creo que hubiera forma de que lo adivinaras. No hubo una tarde, una noche o una mañana. Ningún perro ladró y tampoco habían moscas en la casa. No viste ninguna película de terror. Tampoco tuviste un sueño malo la noche anterior. No te levantaste con el pie izquierdo y hasta llegaste temprano ese día a la oficina. Cómo es que nadie te avisó?

Así es la vida. A veces te salta por la espalda y te tumba. No te culpes niña, que éso le pasa a muchos, o a todos? alguna vez.

Tantos recuerdos pasan por tu cabeza seguro ahora que llegas a casa después de trabajar. A tu nueva casa. A la que tuviste que mudarte para no pelear más y facilitar las cosas. Allí donde está tu mamá que siempre termina siendo tu apoyo incondicional. Porque tal vez ni ella misma lo pudo adivinar. Y éso que dicen que la intuición de las mamás no falla. Pero ella estuvo también tan feliz ese día, con un vestido hermoso, recibiendo a los invitados, orgullosísima de su hija. Será por éso? Será que tanto ruido, tanto baile, tanta música no le dejó escuchar la voz de ese sentido al que le llaman sexto? Porque además todo parecía perfecto. Te lo digo yo que estuve ahí y que ví un brillo incomparable en tus ojos. Yo también fui parte momentánea de esa felicidad enorme que te embargaba aquel día. Y la verdad tampoco sospeché nada. O será que no me fijé detenidamente?

Tú estabas linda. Había tanta preparación y dedicación detrás de cada detalle aquel día. Nosotras estábamos tan contentas de verte tan feliz. Pero sabes qué? Muchas veces aunque una sea mujer, se tiene que ser macho. Las dificultades se enfrentan dando la cara. Con coraje, con orgullo. Y si te dicen que esto ya no va más, que esto se terminó, que todo fue un error, que la rutina nos mató, que después de un tiempo veremos, que tú tuviste la culpa porque cambiaste mucho y no fuiste la mujer que yo esperaba... No respondas, no digas nada, no grites, no reclames, pero sobre todo no llores. Dáte la vuelta y sal de ahí. Vete al parque más cercano, haz un hueco profundo en la tierra con toda la fuerza de tus uñas y dedos y entiérralo. Entierra todos los recuerdos, sentimientos, pensamientos, remordimientos. Cual ceremonia de difunto, despídete para siempre de lo que ya se terminó.

No se ama de verdad cuando se tira la toalla tan pronto. No se quiere de verdad cuando prometes eternidad y luego rompes tu promesa con miles de excusas. Nadie se casa con la idea de divorciarse luego. Pero algunos se casan por presión. Porque "ya es hora". Y qué diablos si luego no funciona me divorcio y punto. Total, no seré ni el primero ni el último. Mientras tanto tú soñabas con un hogar, con hijos, con una vida juntos.

Y cómo sospechar lo que el otro piensa? Cómo poder saber hasta dónde llega su amor? Sólo te queda confiar. No hay forma. O si la hay? Porque aquella vez que demostró indiferencia ante tus sueños y planes, no significó una alerta roja. Porque tampoco fue una mala señal el hecho de que se rehusara a tantas cosas. Acaso no todos los hombres son así? Y tampoco fue una alerta roja todas aquellas sospechas que tenías.
O sí?

Porque a mí me ha pasado mil veces que no he querido hacerle caso a una corazonada y luego me dí contra la pared. Pero es de humanos equivocarse. Es de mujeres cegarse. No admitir que el que tienes al lado, no es el correcto. Es de mujeres negarse a aceptar que la relación con un tipo así no tiene ningún futuro. Es de mujeres sentir mucho miedo a la soledad. Al qué dirán. Miedo a lo incierto. Al qué pasará después.

Yo, como tu amiga, sólo puedo decirte que lo peor ya pasó. Que nadie ha muerto jamás por una ruptura. Yo como tu amiga, sólo puedo contarte, si es que de algún consuelo te sirve, que hay mujeres que se quedan años en relaciones dañinas y son infelices. Hay mujeres que prefieren éso, antes de afrontar su realidad y enfrentar su vida solas. Tomar las riendas de su futuro y darse cuenta que merecen ser felices. Muchas mujeres tienen miedo a ser responsables de su propio destino. Prefieren echarle la culpa a quien tienen al lado de su infelicidad. Y cuando menos te das cuenta, el tiempo ya pasó. Te miras al espejo un día y descubres arrugas que antes no se asomaban, descubres en tu cara una amargura que no te deja vivir feliz. Que no te deja espacio ni tiempo para ti misma. Y sientes envidia de aquellos que sí pudieron ser felices. Y sientes rabia de tu propia vida.
Prefieres una vida así? Acaso no es mejor lo que te ha pasado ahora? Acaso no es mejor que ese tipo se largue de tu vida y que tengas la chance de empezar de nuevo? De cumplir tus sueños? De buscarle un buen papá a tus futuros hijos?

Dentro de tantos días oscuros que en el pasado tuve en mi vida, hubo un día de luz que nunca olvidaré. Fue el día en que me levanté con coraje y me prometí a mí misma ser feliz. Me prometí buscar incansablemente. Tú necesitas hacer lo mismo porque te lo mereces. Porque todas las mujeres nos lo merecemos.

Qué te importa si hubo planes que no se cumplieron! Qué te importa lo que te diga la gente! No pases la página. Más bien cierra el libro y empieza a escribir uno nuevo. Tómate todo el tiempo que necesites para reconstruírte a ti misma y volverte a enamorar. Porque sí, es verdad, hay que admitirlo: una mujer feliz es una mujer amada y adorada por un buen hombre. Y sí, aunque suene increíble, en el mundo  hay hombres capaces de dar felicidad a una mujer.

Deja ya el llanto y la pena y los lamentos. Las chicas grandes salen vestidas con taco y cartera en los días más oscuros. Las chicas grandes enfrentan sus miedos y ganan. Las chicas grandes no lloran.



Carta a dos buenas amigas, a dos chicas grandes.

Canción para recordar un rato. Porque antes de "enterrar" todo, tenemos derecho a estar tristes.


Canción para agarrar coraje y no olvidar que las chicas grandes no lloran...

Y este es un video que muestra exactamente lo que tienes que hacer. Vence tus miedos. Sé valiente. Enfréntate al cambio y al futuro. Busca tu felicidad.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Stayin' alive


De un tiempo a esta parte me he olvidado de cómo se hace para retener el llanto, detener las lágrimas para llorar solo en privado. Antes podía hacerlo. Era una maestra en ese arte. Pero dicen que la práctica es la que hace al maestro y yo hace tiempo que no practico. Hacía tiempo que no necesitaba hacerlo.

Hace unos días intenté con todas mis fuerzas pero fue en vano. Una por una iban cayendo las lágrimas y yo, que lloraba de tristeza, empecé a llorar también de cólera, por haberme olvidado de la táctica que antes me había sido tan útil.

De un tiempo a esta parte vengo pensando en la vida y la muerte. A esta última ya la conocía yo desde hace años. Me la presentaron (o se presentó ella sola) un día  de enero de 1990. Yo estaba muy chica, pero ví su rostro frente a mí. Me desconcerté, me asusté, me quebré. Luego me desvelé muchas noches, me confundí, me caí y me levanté. Ingenuamente creí que después de todo ese proceso de vacío y tristeza total, ya había aprendido a enfrentarla. La muerte ya no me asusta, pensaba. Si ya se llevó a una de las personas que más adoro en la vida, pues ya nada más grande me puede quitar, me decía a mí misma.

Hace unos días intenté consolarme pensando que la muerte de mi tío no era repentina o inesperada. Ya la esperábamos. Ya sabíamos que ocurriría. Por lo tanto debería doler menos. Pero cuándo duele menos la partida de alguien querido? No sé qué es peor. Que llegue sin que nadie lo espere, o sentarse a esperar a que llegue. Como quien se sienta en una estación esperando que llegue el tren que te va a llevar a otra parte. Miras el reloj cada cinco minutos. Quieres saber cuánto tiempo falta...

De un tiempo a esta parte quiero más a mi familia, y especialmente a mi mamá. Me dá una punzada en el corazón cuando pienso en los momentos tan difíciles que ha pasado viendo morir lentamente a su hermano...y yo tan lejos.

Hace unos días intenté escribir un post que no estuviera relacionado con penas ni muerte. Pero cómo escribir sobre otra cosa que no sea la realidad que vivo ahora mismo? Es una realidad tan grande que se traga todo. Mis pensamientos, mi energía, mi inspiración, mis ganas de levantarme. Y ahora disculpen si este post resulta aburrido o trágico para algunos. Pero la que escribe, que ahora mismo está sentada en su comedor frente a la computadora, es una muchacha que no sabe fingir. Mi mamá dice que jamás he sabido disimular lo que siento. Mi mamá dice que en mi cara se nota exactamente lo que estoy pensando. Pero ahora sé que también se nota en mis textos. Entérense, estimados lectores, que al escribir se abre mi yo interior y sale todo lo que hay ahí dentro. Como quien destapa una lata de cerveza y la espuma sale desesperadamente. Tienen todo el derecho del mundo de leer otro blog u otra cosa si esto les parece sombrío, lúgubre.

De un tiempo a esta parte se ha ido literalmente al tacho mi espíritu valentón, rebelde, autosuficiente. Es que ya crecí y ya me dí cuenta que no soy todopoderosa. Que no puedo lograr todo lo que quiero. No pude hacer nada para que mi tío no se fuera. No puedo hacer nada para apaciguar la pena de mi mamá y mi abuela. Cuando era más chica creía que nada en el mundo me podría traer abajo. Ahora ya me fui de cara contra la pared.

Hace unos días recordé cuando era niña. Todo era tan simple. La gente (mi gente) no se moría y no tenía que preocuparme casi de nada. En qué momento cambió todo? La niña que aún vive dentro mí me está preguntando: A dónde se van los que se van? Yo no sé qué responderle. Los que se van al cielo, nos pueden ver desde ahí? Yo no sé qué responderle. Es que no quiero mentirle. No quiero decirle que sí, cuando ni yo misma estoy segura.Y si no hay nada más allá?

De un tiempo a esta parte me he olvidado de cómo expresar lo que siento. Se me arruga la garganta, me quedo muda, las palabras se quedan encerradas detrás de mis labios. Me acabo de dar cuenta que el tiempo me ha enseñado a encerrarme en mi mundo interior. A no demostrar miedo ni pena. A no demostrar debilidad. Pero hoy tengo una tristeza tan grande. La única forma de sacarla de mi pecho es escribiendo. He descubierto que el escribir me libera, me da libertad, coraje, valor.

Hace unos días me dí cuenta que la muerte tenía un arma bajo la manga. Contrariamente a lo que yo pensaba, aún puede asustarme y no sé cómo enfrentarla. Qué es lo peor que le puede pasar a una persona a quien se le ha muerto alguien a quien quería? Que se muera otro más...

Una sola cosa me queda: quiero vivir hoy y ahora. Quiero disfrutar de lo que tengo hoy y ahora. Porque el pasado ya se fue y no tengo ninguna certeza del futuro. Lo único que tengo seguro es este momento.

El próximo post, prometo, tendrá una luz más clara que este. O por lo menos intentaré que tenga más colores que el gris puro de este texto.

A mi tío le gustaban mucho los Bee Gees cuando era joven. Se peinaba como los Bee Gees y escuchaba esta canción en su long play.  Tío, you're stayin' alive...

lunes, 25 de octubre de 2010

Si pudiera adelantar el tiempo...

En clase de español, conmigo como profesora, haciendo un ejercicio con el tiempo condicional de los verbos, los alumnos tenían que completar distintas oraciones: Si pudiera volver a vivir un instante en mi vida..., si pudiera volver el tiempo atrás..., si pudiera adelantar el tiempo...  Precisamente esta última frase fue la que una alumna europea-escandinava de 25 años, completó de la siguiente manera en perfecto español: Si pudiera adelantar el tiempo, querría conocer al hombre que me amará sinceramente y que se casará conmigo. Luego hizo una pausa y dubitativamente dijo: bueno, si es que ese hombre existe...
Un silencio invadió el salón. Las otras alumnas de la clase se quedaron mirando al vacío y una de ellas (que también es europea-escandinava, todos lo son en esa clase) dijo suspirando: sí, yo también quiero saber si existe un hombre así para mí...

Regresé a casa y me quedé pensando en lo que había ocurrido en el salón aquella noche. Las mujeres de este lejano país en donde ahora vivo, tienen fama de ser frías y frívolas. De ellas se cree que no están interesadas en el matrimonio ni cursilerías por el estilo. Pero al escuchar a estas chicas, y ver que las otras también compartían ese deseo en silencio, me dí cuenta que toda esa fama de frialdad, autosuficiencia y frivolidad es un cuento chino que a algún hombre despechado se le ocurrió inventar. Esa noche me dí cuenta que todas las mujeres en el mundo sentimos igual, no importa en qué país hayamos nacido. Todas anhelamos tener a un hombre que nos proteja y nos adore. Un príncipe que llegue a rescatarnos montado en un caballo blanco.

Acostada en mi cama antes de dormir, recordé todas las noches que en silencio y con el corazón encogido me fui a la cama en Lima. Tantas noches en las que me sentía súper sola y pensaba que mejor me iba acostumbrando a la idea...si Claudia mejor vete acostumbrando a estar sola, no hay un hombre como el que tú esperas, los que a ti te interesan, no están interesados en ti, y los que están interesados en ti, a ti no te interesan. Qué irónica es la vida, pensaba mientras lloraba en silencio. Me quedaba hasta tarde viendo películas e identificándome con algunos de los personajes. Me pasaba los domingos en casa estudiando o yendo a trabajar.
Manejaba mi auto de regreso a casa, sola por la noche, pensando en lo lindo que sería tener a alguien que me recogiera de la universidad o del trabajo, alguien que me llamara y me preguntara si estoy bien, o a qué hora voy a llegar. Estaba cansada de tener relaciones complicadas o tensas. Estaba cansada de no poder confiar en un hombre. Ya me habían roto tantas veces el corazón. Tomarme una pastilla para poder dormir era muchas veces mi método de emergencia para olvidarme de lo que algún estúpido me había hecho.

Recordando todo aquello y recordando también a "Annika" (así se llama la alumna que completó la frase), me puse a pensar que en este mismo momento, hay en el mundo muchas mujeres pasando por lo mismo. Algunas se ponen la careta de chicas "modernas", que sólo quieren un "agarre" y que no se complican la vida pensando en tonterías. Otras tienen careta de la chica "ocupada", está tan ocupada trabajando y estudiando que la verdad no tiene tiempo para una relación amorosa. Otras tienen la careta de la chica "indiferente", la que dice que está súper conforme con su vida y que no necesita un hombre para nada, es más, no quiere casarse nunca.

Podría pasarme el día entero describiendo las distintas caretas que las mujeres inventamos para no mostrar lo que de verdad sentimos. Pero la verdad es que cualquier mujer se derrite ante un hombre que le ofrece la posibilidad de un verdadero amor, de una relación seria.

Recuerdo que le tenía pavor a la idea de estar sola. Creo que aún tengo ese miedo. Y sé que no soy la única. Hay muchas mujeres que prefieren continuar con una relación dañina sólo para no estar solas. Y si nadie más se fija en mí? es lo que grita una voz muerta de miedo en el interior de una misma. Me quedé pensando en todo lo que mi antigua soledad me había llevado a hacer: llamar a algún imbécil al que no debía de llamar nunca más, engañarme a mí misma muchas veces, no escuchar consejos de personas que veían todo con más claridad que yo.

Había algo que yo solía hacer. Era como un juego mental. Cuando veía un tipo en la calle que me parecía guapo, hablaba con Dios y le decía: uno así mándame por favor!!!. Si veía que el novio de una amiga se portaba amorosamente con ella, le pedía a Dios: a mí también consígueme uno así! Hasta que un día me cansé y dije: ya no me mandes nada, ya entendí el mensaje, para mí no hay un hombre. Ok. Voy a hacer mi vida sola y punto. No te fastidio más.

El día que dejé de buscar y desear tanto encontrar al hombre de mi vida...finalmente apareció. Un príncipe azul que no llegó en caballo pero llegó montado en un avión y en vez de una espada, traía una maleta en la mano. Sólo recuerdo que mientras lo abrazaba fuerte y con lágrimas en los ojos, le dije al oído: por fin llegaste... No sé si los cuentos de hadas existen o no. No sé si todo tiene un final feliz. Pero no he vuelto a sentir soledad ni tristeza desde entonces.

Cuando la clase acabó, le dije a Annika antes de despedirme: Va a llegar cuando menos lo pienses. Ella me respondió con una sonrisa y con cierta tristeza en su mirada. La misma que yo solía tener. Ahora escribo este post deseando que el príncipe azul de Annika llegue algún día, en caballo, avión, en burro o en bicicleta, pero que llegue y la rescate. Tal como me pasó a mí.

En mis noches de soledad limeña solía escuchar esta canción...la letra es precisa...



Y para los que saben inglés...la letra de esta canción es también precisa...
If you knew how lonely my life has been, and how long I've been so alone, and if you knew how I wanted someone to come along and change my life the way you've done

sábado, 2 de octubre de 2010

Mi mejor amigo - Dedicado a mi hijo J


"Jacko está muy bien sra. Claudia. Es uno más en nuestra familia. Se ha acostumbrado mucho con nosotros. Yo le he tomado muchísimo cariño y él también ha aprendido a quererme. Corre por todos lados moviendo la cola cuando yo llego a la casa, como haciendo fiesta. Ahora somos inseparables. Puede usted estar tranquila porque aquí le damos mucho amor y él está feliz con nosotros".

Tuve sentimientos mezclados cuando leí el correo electrónico que el sr S me había escrito. No pude evitar que un nudo se formara en mi garganta. Pero al mismo tiempo una sonrisa se dibujaba en mis labios. Jacko, mi amigo, mi "hijo" como yo solía (y suelo aún) decirle, está adaptándose perfectamente bien con su nueva familia. Lo quieren mucho, se preocupan por él. Y él a cambio los llena de amor.

Se acordará de mí? De nuestras caminatas juntos? Aquellas veces en que, a corazón abierto, le contaba mis sueños, mis tristezas, mis miedos y mis alegrías. Se acordará de la manera especial con la que yo sujetaba su hocico con mi mano y acercaba mi nariz a la suya? Se acordará de todas las veces en que, siendo todavía un cachorro, se dormía arrecostado en mi vientre mientras yo también dormía echada en el sofá?

Llegó a mi casa un 5 de mayo en brazos de uno de mis mejores amigos. Apenas me vio se robó mi corazón. Era tan chiquito e indefenso y me miraba con cierto temor. Le pusimos una canasta con frazadita como cama. Había que ayudarlo a meterse dentro de la canasta porque no se atrevía a alzar las patitas. Ni mi mami ni yo sospechábamos que detrás de esa mirada tímida se escondía un perro súper travieso, juguetón, extremadamente sociable, cariñoso, faldero y siempre dispuesto a dar un poco de cariño.

Al inicio mi mamá se mostró un poco reacia a tener una mascota en casa. Pero Jacko se encargó de hacerle cambiar de opinión en menos de una semana. Es que era imposible resistirse a un cachorro tan bello y tierno, que se echa patas arriba para recibir unos segundos de cosquillitas en la panza, que se pone entre tus piernas para sentirse seguro, que hace pequeños gemiditos de tristeza cuando te alejas de él, que te mira con ojos de que tú eres todo lo que él tiene en este mundo. Jacko se ganó a toda la familia. Hasta los vecinos lo saludaban a él y no a mí cuando salíamos de paseo.

Mi hermana, que vive en otro país, se quejaba de que mi mamá sólo le hablaba de Jacko cuando ella llamaba por teléfono. Ay mamá qué exagerada eres, cómo es posible que un animal te tenga tan embobada. Que si jugó con su hueso, que si saltó de alegría cuando Claudia llegó de trabajar, que si ya aprendió a hacer sus necesidades en el patio y no por toda la casa, que si Jacko esto, que si Jacko el otro. Mi hermana no entendía por qué se hacía tanto revuelo por Jacko en la casa. Claro, nunca antes había tenido una mascota. Pero todo el recelo que sentía por aquel animal que le estaba robando la atención de su mamá, se le fue directo a la basura cuando lo vio por primera vez. Una miradita de esas y mi hermana estaba ya derretida como mantequilla. Una vez más Jacko lograba derretir el hielo con sus orejas largas y peludas y esa expresión única en sus ojos.


Todo aquel que se cruzaba en nuestro camino se deshacía en elogios: qué lindo tu perro, qué precioso su pelo, qué cariñoso, qué amigable, qué tierno... Jacko se convirtió en el engreído del barrio entero.

Un día llegó a la casa un hombre muy muy alto y guapo. Jacko percibió que aquel hombre era amigable y que podía confiar en él. Mientras jugaba con él y recibía cosquillas en la panza, Jacko, que siempre ha sido muy observador, notó una miradita especial entre su mamá y aquel hombre alto, pero no le dio mucha importancia en ese momento. Era más divertido disfrutar de unas cosquillitas en la barriga...

El tiempo pasaba y aquel hombre de repente aparecía en casa nuevamente. Luego se ausentaba por un tiempo pero siempre volvía. Y cuando estaba ausente ocurría algo muy extraño. Claudia se pasaba horas frente a un aparato, mirando una pantalla y hablando con alguien invisible. Sólo se escuchaba la voz del hombre alto pero. Jacko se había dado cuenta desde el primer instante que Claudia se llenaba de emoción cada vez que el hombre alto venía a la casa. No lograba entender exactamente por qué pero sabía que algo estaba pasando. No se imaginaba que aquel hombre se llevaría a su mamá muy lejos de él un día no muy lejano.

Nunca olvidaré la noche en que empecé a llenar cuatro maletas grandes con todas las cosas que me llevaría a mi nueva vida en otro continente. Jacko caminaba de un lado a otro, olía la ropa que yo metía en las maletas y caminaba pensativo. Cuando por fin terminé, voltée pensando que él estaría oleteando las maletas, pero no. Se había echado en la puerta de mi dormitorio con el hocico entre las patas y me miraba fijamente con tristeza profunda. Había comprendido que pronto me iría...


Hubiera dado todo por traerme a Jacko conmigo. Averigué tarifas a pagar, papeles que había que tramitar, todo, absolutamente todo. Pero mis ilusiones murieron cruelmente cuando el doctor le dijo a mi esposo que su alergia no había mejorado. Era totalmente imposible que él viviera en una misma casa con un perro o un gato porque un ataque alérgico, podría ser realmente peligroso para su salud.

Me quedaba como consuelo saber que tal vez mi mami necesitaba a Jacko como su fiel compañero que era. Meses después me dí cuenta que mi mami, no podía con él. Siendo una señora mayor, no podía compararse en velocidad y agilidad con Jacko que ya había estado a punto de perderse en varias ocasiones. El simple hecho de imaginarlo perdido dando vueltas por la calle, abandonado e indefenso, me ocasionaba un frío en la espalda.

Pasé noches llorando y despertándome a mitad de la noche. Estaba atada de pies y manos a miles de kilómetros de distancia, sin poder hacer nada. La enfermedad terrible de uno de los hermanos de mi mamá empeoró las cosas. Mi mamá necesitaba ocupar su atención en mi tío, como es lógico y Jacko pasaría casi todo el día encerrado y solo en casa. Me sentía la peor persona del mundo. Cómo es posible que hubiera abandonado a mi mejor amigo?  Qué sería de mi Jacko? Sólo me quedaba una alternativa.

Invertí todo mi tiempo y atención en encontrarle un nuevo hogar a Jacko. Tenía que ser una familia que adorara a los animales y que me permitiera seguir teniendo contacto con él. Hablé con muchas personas, mandé e-mails, hice llamadas, mi mamá visitó distintas familias y finalmente encontramos un nuevo hogar para mi hijo.

Te acordarás de mí Jacko cuando vaya a Lima de vacaciones y te visite?  Recordarás mi voz y mi olor? Me seguirás queriendo como antes o estarás enojado conmigo por haberte dejado? Vas a dejar que te agarre el hocico y la nariz como solía hacerlo?

El que nunca ha tenido un perro como mascota no entiende lo que escribo. Quien nunca ha tenido un perro se pierde de uno de los amores más sinceros, incondicionales y fieles del mundo. Un amor que no pide nada a cambio, que no juzga, que no traiciona. Un amigo que siempre está presente. El más fiel de los amigos, el que nunca falla.

El señor S me escribe contándome novedades sobre "mi hijo". Me envía fotos y me cuenta lo bien que se está adaptando con su nueva familia. Yo respondo:"Mil gracias por escribirme y darle tanto amor a Jacko, estoy tan feliz de saber que está en muy buenas manos y que los ha aprendido a querer...". Una lágrima corre por mi mejilla, me tomo una pausa y respiro profundo e intento encontrar palabras. Necesito llorar por unos segundos, tratar de borrar por un ratito tantos recuerdos que vienen a mi mente para tener fuerzas y poder seguir escribiendo...



jueves, 16 de septiembre de 2010

Monjas, sexo, religión y niñez


Seríamos cultivadas, amables, educadas, obedientes y corteses. Seríamos unas verdaderas damas cuando creciéramos. Las monjas en mi escuela eran amables y estrictas a la vez. Nos educaron para ser damas respetables y cultas.

En mi época de niñez, si uno tenía una hija y quería darle una buena educación, tenía que inscribirla en un colegio religioso. La niña sólo sociabilizaría con niñas. Se convertiría en toda una dama en el futuro.

En casa la situación era un poquito más "abierta", no tan rígida como en el colegio. Mis papás nos contaban sobre sexo a mí y a mi hermana mayor. Teníamos que estar preparadas en caso de que algun "forajido" nos quisiera "palabrear" para obtener éso que él quería obtener. Es decir, que si el chico en cuestión quería acostarse con una, una debía responder: "NO! Para que lo sepas, yo no soy una cualquiera, soy una muchacha de mi casa y sólo me acostaré con el que sea mi esposo en un futuro". Mi mami nos enseñó que una "muchacha de su casa" llega virgen a la noche de bodas. Una dama tiene que casarse intacta y de blanco. Sólo las resbalosas se acuestan con el enamorado y hacen cochinadas antes del matrimonio, decía mi mami con voz de "mamá lo sabe todo".

La religión era también algo muy importante cuando yo era niña. El Padrenuestro se rezaba en mi colegio como mínimo 5 veces al día y además también en inglés y en francés (sin contar con las otras oraciones dedicadas a la Virgen María, el Credo, la del ángel de la guarda y el Yo Pecador!). Uno tiene que rezar mucho para que Dios nos escuche, decían las monjas. Y si eras una niña que sería una dama respetable en el futuro, peor aún. Había que rezar aún más.

En casa también solíamos rezar cada noche y los domingos íbamos a misa. Cuando yo no me portaba bien, es decir, cuando salía con alguna de mis pataletas que no iban de acuerdo con mi condición de niña educada por monjas inmaculadas, mi abuela me decía: "Dios te está mirando...Papalindo ve todo lo que haces y si no te portas bien te va a castigar". Había una imagen del Corazón de Jesús colgada justo arriba de la puerta del dormitorio. Esa imagen era como la voz de mi conciencia. Sus ojos me miraban cada vez que yo hacía una travesura. Yo no me atrevía ni a levantar la mirada por encima de la puerta.

Un buen día le pregunté al sacerdote de mi colegio: "Por qué tenemos que rezar tanto?" (aquí la cara le cambió al cura) "Nosotras nos aburrimos con tanto rezo a la entrada y salida, en el recreo y cada que empieza una clase nueva! Es muy aburrido!" (el rostro le iba cambiando a color verde y las cejas se le iban elevando poco a poco). Sin notarlo yo, continué con mi queja: "Yo no creo que a Dios le guste que recemos por obligación, nada más porque ustedes nos obligan. Una debería de rezar cuando una tiene ganas...con el corazón y no por obligación" (Aquí el Padre Raúl ya estaba sudando frío y el infarto le sobrevendría en cualquier momento). Desde ese día me convertí en la rebelde del colegio para todas las profesoras y monjas. Todos tenían sus ojos puestos en mí, listos para corregirme o mandarme callar.

Yo siento que muchas cosas han cambiado en Perú desde esa época. Por lo menos la educación sexual es mucho más abierta. Mi sobrino de seis años puede describir una relación sexual con todas sus letras y con mucha naturalidad además. Ah! y con las palabras indicadas, que dicho sea de paso son términos médicos o biológicos como: órgano sexual masculino, coito, etc. A pesar de que al principio me sonrojaba, luego pensándolo bien, me parece que está súper bien. Los niños pierden el interés y la curiosidad por algo de lo cual se puede hablar sin tapujos. Si uno le pone misterio es peor porque más quieren saber. Pero si se habla de ello como quien habla del almuerzo de hoy, entonces se convierte en algo natural. Nada cochino ni sucio como nos lo enseñaron las monjas en mi colegio.

De mi niñez y educación tengo que decir que yo creo que mi mami hizo un muy buen trabajo con mi hermana y conmigo. Nos enseñó a respetar a los demás, a valorar lo que tenemos (lo material y espiritual) y a ser independientes. Esto último es algo que yo considero valiosísimo en la educación de una persona. Yo conozco muchos casi treintañeros que trabajan, viven en casa de sus padres y no aportan ni un sol a la caja familiar. Pienso que nada se gana manteniendo a los hijos hasta grandes. No aprenden a ganarse la vida, a ser responsables.

Estas cosas que mi mami nos enseñó quisiera yo también enseñárselas a mis futuros hijos. Pero yo quiero ser mucho más "open mind". Quiero ser una mamá sin prejuicios. Una mamá que no se escandaliza si mi hijo un día llega vestido de hippie. Quiero enseñarles que en la vida deben dedicarse a aquello que los haga realmente felices, no importa qué. Quiero que mis hijos puedan venir a mí y hablar conmigo de lo que sea, en el momento que sea y que sepan que no los voy a juzgar ni me va a dar un infarto si me cuentan algo "fuera de lo común". Quiero que puedan hablar de sexo conmigo y que ellos mismos, ya de adultos, puedan escoger su propia religión, si es que desean tener alguna.

Las monjas de mi colegio se horrorizarían si leyeran esto que hoy escribo. Y seguramente pensarían que no he cambiado en nada. Que aún sigo siendo "la niña rebelde del colegio" que ellas, en sus momentos de oración rezando por la salvación de mi alma, aún recuerdan.

Tercer sexo de Indochina es una de las canciones que bailábamos como locas con las chicas en la época del cole, por supuesto a espaldas de las monjas...

lunes, 6 de septiembre de 2010

Una latina en el país de los vikingos...



Qué lindo país pensé el primer día que llegué. Llovía mucho aquel día y mi esposo estaba un poco preocupado. No quería que me llevara una mala impresión de su país. "No pasa nada" le dije. Tanta lluvia no había visto yo nunca en mi vida. Era bacán! Llovía como en las películas...

El último día en Perú fue realmente complicado y desastrozo. Tuve que hacer miles de trámites y nos la pasamos cruzando la muy transitada Av. Faucett de una oficina a otra desde las 8.30am hasta las 4pm sin descanso. Y no exagero. Necesitaba embarcar tres maletas grandes en cargo y la burocracia limeña nos mostró su peor cara.


Hacía demasiado calor ese día y con tanto ajetreo, calor, maletas, papeles y fastidio, no me dio ni tiempo para pensar en que eran las últimas horas que pasaba en mi país. Que de ahí en adelante, solo volvería de visita. El último día que pasé en el país que me vió nacer, fue caótico y horrible. Muchos "tramitadores" queriendo sacarle plata a la peruana con su gringo. Mucha gente en las oficinas sin nada que hacer y ganando un sueldo que sale del Estado. Mucho fastidio y vergüenza sentí.

Sentada en el avión, cuando la cólera ya había casi desaparecido de mi estómago, veía a mi ciudad achicarse cada vez más por la ventana del avión y pensaba que tal vez fue mejor así. Tal vez tanto fastidio me sirvió de excusa para no llorar a mares en mi último día en Perú.

Luego, los primeros días aquí fueron exactamente lo opuesto. En la Oficina Central de Impuestos (donde se inscriben todos los ciudadanos) obtuvimos en menos de 15 minutos y con mucha facilidad mi nueva identificación. Aquí, me dijo mi esposo, no vas a volver a pasar por problemas burocráticos nunca más. Tenía mucha razón.

Debo reconocer que hay muchas cosas que me gustan de aquí. El sistema social, el orden y el respeto absoluto que existe por los demás y la manera cómo obedecen las leyes, son factores súper importantes que me hacen sentir cómoda aquí y que, viviendo antes en Perú, jamás imaginé que existían.


Es más, si alguien alguna vez me hubiera contado que existía una sociedad como esta, en donde el respeto y el orden son valores que hasta los niños muestran y que se perciben en las calles o por donde quiera que uno vaya, si alguien me lo hubiera contado antes me hubiera reído a carcajadas y hubiera dicho que es imposible que exista un país así.

Soy parte del grupo de peruanos que detestan las combis, el caos espantoso en el tráfico, la gente en las calles queriendo venderte algo a la fuerza, la"mermelada" que hay que pagar para que un policía no te ponga una multa o para que un juez te solucione una demanda, el discurso cochino de políticos que sólo quieren llegar al poder para robar, la sensación horrible de no poder caminar por ciertas calles sin temor a que me arranchen la cartera o hasta me rapten por 100 soles y la famosa "viveza" de la cual algunos peruanos se enorgullecen tontamente y que según mi opinión y la de muchos peruanos, sólo nos hace una sociedad mediocre y sub desarrollada.

Soy parte del mismo grupo de peruanos que está orgulloso de la deliciosa comida, la extraordinaria historia de nuestros antepasados y de nuestra música. De las chicas del vóley, de Sofía Mulanovich y de Maju Mantilla. Del Colca, Machu Picchu, el Huascarán, el Misti, el Manu y las Líneas de Nazca. Soy parte del grupo de peruanos que quiere ver a su país crecer libre, y limpio de tanta "viveza" y tanta corrupción.

Por supuesto, nada es perfecto y este nuevo país en el que vivo tampoco lo es. Y cuando pienso en las cosas malas que he vivido desde que estoy aquí, pienso en las dificultades para encontrar nuevos amigos. Es tan difícil hacer amistad con gente de países tan distintos. Los que son nacidos aquí tampoco son tan abiertos que digamos. Son gente un poco parca, que tampoco socializan mucho entre ellos mismos.


Pero ha sido más difícil aún socializar con inmigrantes que vienen de zonas como el Medio Oriente por ejemplo. En Sudamérica no tenemos casi mucho contacto con los árabes. Aquí, están por todos lados y es muy difícil hacer contacto con ellos. Nunca sé qué puedo decir o hacer porque cualquier cosa los ofende. Su religión es tan estricta que tienen prohibidas miles de cosas que para nosotros son normales y muy comúnes. Como por ejm quedar con una amiga para ir de compras. Una chica árabe medio que se ofendió porque le propuse dar una vuelta por unas tiendas de ropa. Tenía que pedirle permiso a su esposo primero. :s

Los chicos de aquí han sido muy amables y amigables conmigo pero la cosa no ha sido tan fácil con las chicas. Una señora mayor amiga de mi suegra, me dijo que ha escuchado el mismo comentario de otras muchachas extranjeras. Ella piensa que tal vez la razón es que siempre existe una "competencia tácita" entre chicas, más aún si vienen de otro país. No lo sé, pero lo que sí sé, es que he sentido una miradita rara sobre mí algunas veces cuando nos hemos encontrado con la esposa o la novia de alguno de los amigos de mi esposo.

Felizmente hace poco he conocido a la excepción de la regla. Una chica de aquí con la que creo voy a tener una amistad grande y bonita. Es bueno saber que no todas la miran raro a una. :)

El clima es el tema del día en este país. Todos se quejan de la lluvia y de la nieve y el frío en invierno. Para mí el clima de aquí no es un problema. Me parece que es lo máximo tener las cuatro estaciones del año bien marcadas con su respectiva temperatura, frío o calor, flores u hojas secas.

En Lima el clima es casi el mismo todo el año. La temperatura varía entre 16 y 30 grados de invierno a verano y el sol se pone casi siempre a la misma hora: 6pm en invierno y casi 7pm en verano. A los limeños nos gusta decir que el invierno es horrible en Lima, pero éso es porque nunca hemos tenido -5 o -10 como ocurre aquí. Nunca nieva en Lima. Nunca llueve a mares. Tener 16 grados en invierno es una bendición que los limeños a veces no apreciamos.
Aquí todo es tan distinto. Se tiene -10 grados en invierno (con nieve y a veces granizo incluído) y +30 en verano y el sol se pone a las 4pm en invierno y a las 11pm en verano. Es espectacular ver cómo "anochece" a las 4 de la tarde en diciembre y cómo el sol sigue brillando a las 10 de la noche en junio. Como esto es nuevo para mí, me gusta.

Si tuviera que poner en una balanza las cosas positivas y negativas de ser una extranjera en este lejano país, creo que las positivas pesan más. Es realmente interesante el aprender a conocer una cultura totalmente distinta, un idioma completamente nuevo. Pero sobre todo es un tremendo reto empezar una nueva vida aquí y tratar de llegar lejos. Es un desafío. Y a mí siempre me han gustado los desafíos. :)

Y porque extraño el lugar donde nací y porque sentiré cosquillas en el estómago el día que vuelva...aquí les dejo (y especialmente a los peruanos que están en el extranjero) a uno de los símbolos nacionales: Pedro Suárez Vértiz


sábado, 31 de julio de 2010

Amor por internet

A mí me daba roche admitirlo. Si uno se atrevía a decir que había "conocido" a alguien por internet, te colocabas de inmediato en uno de estos grupos:
o tenías baja autoestima y por éso no podías coquetear con alguien "en la vida real", o estabas viviendo una fantasía con alguien a quien jamás verías realmente, o estabas en busca de un gringo que te saque del país, o estabas involucrándote con algún loco que pronto terminaría siendo tu asesino, como el gringo que mató a una chica y la metió a una maleta abandonándola en el mar.
Ahora recuerdo claramente lo que una de mis amigas me dijo cuando le conté que me había enamorado de alguien por internet: "ten cuidado no vayas a terminar como la chica de la maleta".

Hasta ahora no entiendo por qué yo no encajaba en ninguno de ésos grupos. Ni vivía ninguna fantasía, ni quería un gringo que me "arregle" la vida, ni me crucé con ningún asesino ni mi autoestima estaba tan baja. Lo cierto es que yo pertenecía al club de personas solteras, que trabajan y estudian y que son algo tímidas. En realidad nunca me gustó conocer a un tipo en un bar o una discoteca. Siempre hay mucho ruido, mucho humo, mucho alcohol de por medio y casi nunca te das cuenta de cómo es la persona realmente hasta la mañana siguiente, en que probablemente ni te acuerdes de lo que pasó la noche anterior. La verdad es que lo único que yo quería era conocer a alguien que me quisiera de verdad y me respetara. Alguien de quien yo me enamorara perdidamente...nunca imaginé encontrarlo por internet...

Alguna vez has flirteado en la red? Muy probablemente tu respuesta sea sí. Hasta es casi seguro que estés chateando ahora mismo con esa persona en una ventana aparte. Los estudios demuestran que cada vez más y más gente se involucra en este "flirteo virtual" y que cada vez son más las personas que han encontrado a su media naranja por este medio. Yo estoy felizmente incluída en este grupo.

Cuando por fin me animé a contarle a mis amigas, me pusieron sobre la mesa los posibles riesgos de mi osadía: Qué pasa si es un loco que solo escribe cosas bonitas por Internet pero en la vida real es un psicópata? Y si cuando lo ves en persona ya no te gusta? O si tú no le gustas a él? Y si te está engañando y es casado? Cómo sabes que realmente te gusta si nunca la viste en persona? Y si es un asaltante o un maniático sexual? O un mujeriego que le gusta coquetear con cuanta chica se le cruza por el chat?

El conocer a alguien por internet tiene, como todo en esta vida, sus ventajas y desventajas:

- Y si es un psicópata? Un maniático o un asaltante? Ese mismo riesgo corres cuando conoces a alguien en la universidad, en una discoteca o en el trabajo. Acaso el hecho de conocer a alguien físicamente te garantiza que ésa persona no tiene algún desorden mental? Y si el chico que se sienta en la carpeta de al lado en tu universidad está metido en alguna mafia narcotraficante?

-Y si cuando lo ves personalmente ya no te gusta? Entonces le pones punto final al asunto y ya está. O pueden quedar como amigos o no lo ves más. Cuál es el problema?

- Y si sólo deja ver su lado bueno por internet pero en realidad su personalidad es otra? Acaso no hacemos lo mismo todos cuando recién estamos coquetando con alguien? Por último si descubres que realmente es un renegón o aburrido de porquería, pues le pones punto final al asunto y se acabó. Cuál es el problema?

Te has dado cuenta que todos los riesgos que se corren al conocer a alguien por internet son los mismos riesgos que se corren en la vida real? Cuando empiezas a salir con un chico, le das tu número de teléfono, tus apellidos, dónde trabajas o estudias y hasta la dirección de tu casa. Y si resulta ser un psicópata? Acaso no corres riesgo al empezar a salir con alguien que conociste en una disco? Es exactamente lo mismo por internet.

Yo, que conocí al que ahora es mi esposo (y que sin duda es el amor de mi vida) por internet, puedo decir que hay algunas ventajas en el "flirteo virtual":

- Cuando te inscribes en una de esas páginas, tienes la opción de escoger quién te gusta, quién no te gusta y puedes chotear a alguien sin pasar como malcriada ni tener que soportar a algún pesado insistente.

-Si alguien te gusta pero no eres correspondido, te ahorras el momento incómodo de ser "choteado". El estar detrás de una computadora, te sirve de protección.

- Al empezar a chatear con alguien, tú decides a qué hora y cómo. El bloquear o desbloquear a alguien te dá libertad de elegir con quién y cuándo quieres conversar, cosa que no puedes hacer cuando sales con alguien.

- El tiempo inicial del enamoramiento se invierte en conversación. Cuando te enamoras de alguien a quien conoces personalmente, el tiempo inicial consiste en miraditas, besos, agarraditas de mano y hasta sexo. Por internet, el conversar reemplaza el contacto físico. Si ambos son realmente honestos, puedes conocer los puntos de vista de la otra persona, sus opiniones, sus miedos, sus metas, la historia de su familia y todas ésas cosas de las que uno en circunstancias normales y en muchos casos, se entera luego del sexo.

- Esas largas conversaciones pueden ser la pista clave para saber si esa persona es realmente la indicada para ti.

- El no conocer físicamente a la persona le dá una tremenda emoción y nerviosismo al primer encuentro físico.


OJO! Hay que recordar que hay mucha gente en internet que sólo busca burlarse de otros o hacer pasar un mal momento. Muchos desadaptados sociales o hasta psicópatas circulan por la red. Hombres y mujeres. Al igual que en la vida real, hay que tener cuidado, ser precavido y contar con un poco de suerte.

En mi opinión, el conocer a alguien por internet te abre a todo un mundo de posibilidades que no tienes en la vida real. Por internet puedes conocer gente de todas las razas, culturas, países, idiomas y edades. Éso acrecienta tus probabilidades de encontrar a tu media naranja.

Repito, el flirteo virtual trae consigo muchos riesgos y depende de uno el ser precavido. En mi siguiente post escribiré algunos tips para darte cuenta si la persona con la que estás chateando va en serio, si es un demente o si solo está burlándose de ti. En las cosas del amor es válido ser romántico y soñador pero también es válido ser precavido y fijarse bien. No se vale pecar de tonto o ingenuo. Y esto se aplica al flirteo virtual o real.

Aquí te dejo este reportaje televisivo, para que veas que las hitorias de amor virtuales son más comúnes de lo que imaginas y que no siempre hay un "loco de la maleta" esperando por ti al otro lado de la computadora. También existe la posibilidad de que sea el amor de tu vida...nunca se sabe...



miércoles, 21 de julio de 2010

Cuando un papá se va...

Un papá puede irse de la vida de sus hijos de dos formas: emocionalmente y físicamente. Las dos maneras son tremendamente dolorosas y pueden dejar grandes heridas en el corazón. El mío se fue de mi vida emocionalmente hace muchos años, cuando yo era una niña y nunca más regresó. No recuerdo su presencia emocional. Era como un visitante, como un huésped o como un conocido de la familia, hablando en términos figurados. Hace algunos días, él se fue físicamente. Su ausencia ahora es completa.

Qué te trae la muerte de una persona importante en tu vida? Ahora que lo he experimentado en carne propia, me atrevería a decir que la muerte de alguien a quien tú quieres, te trae una profunda y cruda tristeza. Éso tal vez es fácil de explicar y comprender. Lo que no es tan fácil de explicar es la sensación de vacío que la muerte deja. Es un silencio espiritual, interno que no se puede describir.

Nunca más escucharás la voz de esa persona al lado del teléfono. Nunca más las bromas o las risas o la forma especial de hablar que tenía. Nunca más las peleas ni las conversaciones largas. Nunca más su figura frente a ti. Es raro. Se siente raro.

Dice mi abuelita que el dolor más grande es la muerte de un hijo. Ella habla con autoridad sobre el tema porque ha visto morir a sus padres, hemanos, esposo y a una de sus hijas. Yo no soy madre y por lo tanto no he experimentado éso, pero puedo decir que cuando un papá se va...te duele en el alma. Sabes lo que es tener un dolor en el alma? Es un dolor que le duele al dolor. Es una pena que se asienta en lo profundo de tu ser y que pesa más de una tonelada. Pesa tanto que no te deja caminar, respirar o hablar. Pesa tanto que la vida pierde el sentido que antes tenía.

Pero la muerte enseña. Te hace madurar. Te hace más fuerte. Te deja bien clarito en la cabeza que no eres nada. Que si mañana un borracho conduciendo un auto te atropella y te mata, se van al diablo tus planes de estudios, viajes, matrimonio, hijos, profesión y todo aquello que era tan importante para ti. Tu vida pende de la suerte, del destino, hasta podría decirse que estás en manos de los demás. Qué pasaría si un ex-enamorado se transtorna psicológicamente y decide matarte? Qué pasaría si mañana descubres que tienes una enfermedad horrible y que te queda un mes de vida? Qué pasaría si un día mientras te duchas te resbalas y te golpeas el cerebro y mueres en el acto? A dónde va todo aquello con lo que soñabas? Todo aquello por lo que te habías esforzado? Ves? No somos nada. Cualquier problema nos aflige sin darnos cuenta lo insignificante que puede ser. Desperdiciamos tanto tiempo pensando, llorando, peleando, callando por orgullo y hasta renunciando a nuestros sueños...y si la vida se acabara mañana?

Lo peor de todo es que el mundo sigue, no deja de girar porque alguien murió. El sol sigue saliendo por las mañanas y la gente sigue caminando presurosa por la calle. Los buses siguen circulando en la ciudad y la televisión sigue poniendo películas y noticieros. A veces tanta normalidad asusta y hasta parece insultar. Uno se pregunta: es que nadie se ha dado cuenta que mi papá ha muerto? Por qué todo sigue su curso normal? Es que a nadie le importa que la vida de un ser humano se haya acabado y que hayan quedado muchos aquí llorando su partida?

El mundo sigue girando no importa si el que se murió fue tu papá, un vecino, un presidente, un amigo o un albañil. El mundo sigue girando y a ti no te queda otra que girar también.

Cuando un papá se va, duele. A mí me dolió dos veces. Cuando se fue emocionalmente y luego físicamente. Y aunque la distancia emocional haya sido tan grande entre nosotros, yo llevo su sangre y me duele que ya no esté. Aunque haya cometido todos los errores que cometió, duele igual.

Hoy me doy cuenta que mi padre siempre estuvo ausente. Yo siempre lo tuve presente, pero él estuvo ausente y ahora ni siquiera podremos sentarnos a conversar del tema.

Por todo lo que quedó sin decir, por todas las preguntas sin respuesta, por todas las noches de soledad, por todos los momentos en que se necesita el consuelo de un papá, por todas las veces que nos hiciste reír y las veces que fuimos a comer chifa, por todos los recuerdos, por todo lo que fue y por todo lo que no fue y que ya nunca más será...por todo ello escribo este post.

Dicen que la muerte no te quita a las personas. Al contrario, te las inmortaliza en el recuerdo y en el alma. Sin embargo la vida te las puede quitar irremediable y bruscamente. A mí la vida misma me quitó a mi padre hace muchos años, y esa partida dolió muchísimo. Hoy la muerte no me lo quita, me lo graba como un sello en mi vida, en mi historia, en mi mente y en mi corazón.

Hasta siempre pa' ...ya nos volveremos a encontrar...

jueves, 27 de mayo de 2010

Cómo saber si te toma en serio

Buscando en algunos libros que tengo en casa, encontré información muy valiosa, algunos tips que nos pueden dar una idea más clara de las intenciones que tiene el chico que nos gusta.

Según la psicóloga española Sofía Griso Martínez, "hay que saber diferenciar entre un hombre que de entrada aclara que no desea comprometerse y aquel que ofrece todo desde el comienzo sin hacer notar lo que se avecinará. Esta segunda clase de hombre es sin dudas la peor. La mujer que se siente seducida por él, en donde todo es amabilidad y comprensión, luego ve cómo todo se desmorona de un momento para otro."

Toda mujer que está realmente interesada en un hombre, necesita tener la seguridad de saber si es correspondida o no. Un reciente estudio norteamericano referido a las relaciones humanas reveló que el 30% de las enfermedades del estado de ánimo en los Estados Unidos son producidas por la falta de compromiso. Esto se refiere obviamente a la no certeza de tener una relación estable y seria. La duda puede enfermarnos.

Lo primero que tienes que tener en mente es que un hombre es capaz de desligar sus sentimientos del sexo. Un hombre puede tener sexo con una mujer que le atrae, sin que éso signifique que quiere algo serio con ella. Esto derriba cualquier teoría que tengas en tu cabeza, en la cual te imagines que porque tuvieron buen sexo, o fue muy tierno contigo en la cama, está real y seriamente interesado. No es así. Sexo y ternura no significan interés para el cerebro masculino.

10 señales que un hombre de que tiene interés

1) Habla de ti a su familia y amigos y éstos lo notan tan ilusionado que se mueren de curiosidad por conocerte.

2) Te pide que lo asesores con su vestimenta y te hace caso.

3) Hace unos días le dijiste que te gusta mucho ese polo celeste y desde entonces lo tiene puesto casi a diario.

4) Cuando estás súper desarreglada y sin bañarte, él te dice que estás sexy y que le encantas.

5) Hace planes para el futuro: viajes cortos, compra de objetos comunes, o clases de yoga juntos.

6) Te elige a ti antes que una tarde de fútbol y cerveza con sus amigos.

7) Cuando te presenta con los amigos y familia, ellos ya saben TODO de ti: tu nombre completo, tu amor por los animales, que fuiste campeona de básquet con el equipo de la escuela, el nombre de la ciudad en Estados Unidos donde vive tu hermano, tu edad y tu habilidad con las matemáticas.

8) Ama los olores/partes de tu cuerpo que tú detestas.

9) Te deja en tu casa y a los 20 minutos te llama para decirte que él ha llegado bien y que la pasó increíble contigo.

10) Te deja elegir la película cuando van al cine o te dá el control remoto cuando ven la tele.

10 señales de que no tiene interés. (Cuidado! estos ejemplares pueden ser muy atentos, amables y cariñosos y a la vez parecer ausentes y/o distantes emocionalmente)

1) Los planes para salir con sus amigos son más importantes que estar contigo.

2) Cada vez que hace planes para el futuro (ir a una fiesta, un viaje corto, comprar algo) nunca te incluye a ti.

3) No tiene claro lo que significas para él y se muestra evasivo cuando le tocas ese tema.

4) Intercambia miraditas y coqueteos con otras mujeres cuando está contigo.

5) Admira a su ex, la pone como ejemplo y mantiene contacto con ella.

6) Nunca habla de nada que involucre un poco más de acercamiento o compromiso entre ustedes.

7) Cambia repentinamente los planes que tenían o tiene otras prioridades a la hora de hacer planes: tú eres la prioridad número 3 o 4 en su lista.

8) Si olvidaste tu monedero en su auto o dejaste por casualidad tu ropa interior en su departamento, te llama y te pide que recojas lo que olvidaste. Se siente amenazado en su libertad y quiere ir "más lento".

9) A veces pasan dos o tres días y no te llama ni te envía sms.

10) Lo principal y más importante: tú te sientes insegura, piensas todo el día en esta situación y te sientes como en un "sube y baja" emocional.


Recuerda: la mejor señal de que un hombre quiere algo serio contigo eres tú misma. Cómo es éso? Muy fácil: tu felicidad es el mejor termómetro.

Hombre interesado = Mujer feliz


Si estás tranquila, de buen humor, relajada, duermes bien, te levantas con una sonrisa, hace meses que no lloras a solas por la noche, los demás te ven más guapa y el origen de tanta felicidad es EL... Bingo!!! Lo encontraste! Ese es el hombre indicado!

martes, 25 de mayo de 2010

Le gusto o no?

Las mujeres nos cuestionamos muchísimas cosas cuando de hombres se trata. Nos pasamos analizando sus códigos, muecas, gestos, palabras, comportamiento, etc. Queremos siempre descubrir cuál es el mensaje secreto detrás de cualquier reacción que no nos haya gustado o que no haya "encajado" en lo que nosotras estamos esperando de ellos.

Ana le pregunta a Mario: "amor, qué tal me queda este jean?". Aquí Mario tiene dos caminos.

1) Si responde: "te queda lindo amor, te ves riquísima". (Se prende un grandísimo y luminoso foco verde con luz intermitente. Suena una sirena ueeeeueuuueuueeeeeee y la voz de un animador de concurso dice: Respuesta correeeeeeecta!)

2) Si responde: "Sí más o menos. Te queda un poco ajustado no?" (Se prende un enorme foco rojo de luz PERMANENTE, sin un poquito de intermitencia y suena una sirena de ambulancia en emergencia, para avisarle a Mario que una tormenta se viene. Pobre Mario...le espera una semana entera de preguntas, sospechas y malas caras...)

Ana se reúne con sus amigas: "no entiendo por qué me dice éso, antes le encantaban mis jeans...será que estamos pasando por una crisis?, o seguro le gusta otra....síiii puede ser, la tipa ésa de la oficina que siempre le escribe e-mails...se habrá acostado con ella? esa tipa es más flaca que yo, por éso es que él me ve más gorda, claro ya me está comparando con ella".

Ana analiza la situación antes de acostarse una y otra vez. Ana le saca en cara a Mario lo que dijo varias veces durante la semana. Ana reprocha, Ana reclama, Ana se queja de que la relación ya no es como antes.

Verónica se mata pensando en Daniel. Todo es tan confuso. A veces él parece estar muy interesado, otras veces indiferente y distante. Será que Daniel tiene problemas familiares? Tendrá un trauma de pequeño que le impide entablar en relación seria? Será que las novias anteriores le hicieron tanto daño que tiene miedo enamorarse otra vez? No será que tal vez el trabajo lo absorbe muchísimo y no tiene tiempo para nada? O quizás simplemente es tímido y no se anima a mostrar sus sentmientos? O tal vez esa es su forma de ser, a veces distante y frío?

Viene Pedro y le dice a Verónica: "sorry flaquita pero el pata no está tan intersado en ti".

Verónica, en un intento de negar mentalmente lo que acaba de escuchar dice: "pero a veces me busca y me invita a salir y la pasamos bien, es recontra lindo". Pedro, que desde este momento pasa a ser un mal amigo por decir lo que dice, contesta: "Es que le gustas para pasarla bien un rato pues, pero no quiere nada serio". HORROR! justo las palabras que Verónica no quería escuchar.

Buscando autoconfirmar sus propios pensamientos (en los cuales Daniel aparece como un chico tímido, herido por la ex-novias, incapaz de demostrar sentimientos) Verónica llama a una, dos, tres y hasta cuatro amigas buscando que alguna de ellas le diga lo que ella quiere escuchar: "Daniel está súper interesado en ti, pero debe tener problemas psicológicos, debe haber quedado muy decepcionado de sus anteriores relaciones". Sólo cuando consigue que una de sus amigas le diga estas palabras mágicas, Verónica se tranquiliza y vuelve al ataque con Daniel, enviándole mensajes o llamándolo, haciendo evidente que se está derritiendo por él.

En una conversación que fue muy útil para mí, uno de los dos hombres más importantes de mi vida me dijo: "Claudia, el problema con ustedes las mujeres es que se pasan la vida tratando de analizar cada cosa, cada paso que nosotros los hombres damos. Los hombres somos más prácticos, más sencillos. Cuando una chica no nos gusta, el mensaje es facilísimo de descubrir. No hay trasfondos ni medias tintas. Y cuando una chica NOS GUSTA de veras, también el mensaje es muy fácil ! No importa si el celular se quedó sin batería, o si la ex-novia nos trató mal, o si papá y mamá nos dejaron un trauma de pequeños...cuando alguien nos gusta, no hay nada en este mundo que nos detenga. El hombre que quiere algo con una mujer, lo demuestra y va tras ello."

Fue bueno escucharle decir éso, pero la verdad hubiese querido que alguien me lo hubiera dicho antes! Me hubiera ahorrado tantas noches de insomnio tratando de analizar si le gustaba o no a tal o cual chico o si había algún mensaje escondido detrás de las palabras de fulano o sutano. No es más fácil aceptar de frente que el jean nos queda ajustado y que no hay ninguna otra mujer en la vida de nuestro adorado tormento? No es más fácil aceptar que un hombre no está interesado en ti, en vez de buscarle mil explicaciones y excusas a su comportamiento?

Y hablando del tema, ya vieron esta película? Es precisamente una película muy apropiada para este post...muchas se sentirán identificadas.

viernes, 19 de marzo de 2010

Tú también buscas pareja?

Yo no soy ninguna psicóloga experta en parejas, pero aquí va un tip que a mí me sirvió, y quién sabe, tal vez a ti también.

En la serie "Sex & the City", hay un capítulo en el que Charlotte, sentada junto a sus amigas en un café, dice una frase que creo nos identifica a muchas mujeres: "Vengo saliendo con distintos chicos desde que soy adolescente...ya me cansé de buscar y de esperar!! dónde está?? dónde está mi alma gemela??" Cuando yo ví esa escena estaba sola y decepcionada del amor y al escuchar a Charlotte decir éso grité: Síiiiiii...dónde está por favor??? alguien lo ha visto?? díganle que lo estoy buscando??. Mi mamá entró a mi cuarto y me dijo, si estás buscando a Jacko (mi perro) está afuera en el jardín, quieres que lo llame?

Pobrecita mi mami no tenía ni idea de la tremenda confusión sentimental en la que se encontraba su hija. Pero si tú estás leyendo este post, es porque seguramente te has hecho la misma pregunta (aunque es probable que la hayas hecho en silencio y no hayas gritado como yo). Posiblemente te sientas sola y pienses que el amor no está hecho para ti. Y digo SOLA porque si no se han dado cuenta este post está dirigido sólo a las mujeres. Así es que si eres hombre, pon primera y arranca. Pásate a otra sección de netjoven.pe porque este post no es para ti.

Qué hacer para encontrar a ese caballero vestido con armadura que viene a rescatarte de tanto desamor montado en un caballo blanco? Voy al grano: Visualízalo.

Imagínatelo ahorita mismo. Cómo lo quieres? Alto, mediano, bajo? Gordo, atlético, flaco? Blanco, trigueño, negro? Inteligente, divertido, tímido? Que estudie, que trabaje, que haga las dos cosas? Que le importe su familia? Con auto, con moto, a pie?

De qué color quieres que sean sus ojos? Negros, marrones, verdes, azules? Y el pelo? Rizado, lacio, ondeado, largo corto? Rubio, pelirrojo, moreno? Cómo lo quieres? Tú pide no más y dilo en voz alta. Y acuéradte que el que pide poco es un loco. Pídelo tal cual como tú quieres que sea, sin reservas. Pónle un nombre! Alejandro? Miguel? Alfredo? Carlos? Ponle un apellido también y edad. Imagina cómo suena su voz. Delgada, gruesa, ronca, sensual? Imagínatelo recogiéndote de la escuela, universidad o trabajo; llamándote al celular y diciéndote que te quiere y extraña. Imagina que lo llevas a tu casa, que lo presentas a tu familia y que a ellos les cae súper bien.

Qué trabajo te gustaría que tenga? Profesor, ingeniero, chef, publicista, policía? Trata de visualizar cada detalle de su aspecto físico, incluso su ropa. Cuando hayas terminado y tengas al hombre de tu vida listo, bien bañadito y peinadito en tu imaginación, piensa en él todos los días. Desde que te levantas, hasta que te acuestas. Y si puedes conversa con él (obviamente cuando nadie te vea para que no te tomen por loca).

Sí, ya sé que muchas estarán pensando que hacer todo éso es una tontería y que no sirve de nada o que tal vez sólo una mujer desesperada se animaría a hacer todo éso. Pues bien, yo les contesto lo siguiente: la mente humana es muy poderosa y está comprobado que sólo usamos un 5% de ella. Somos lo que pensamos. Atraemos lo que pensamos. Todos los libros escritos por gente que ha tenido éxito en la vida hablan de lo mismo: primero se imaginaron qué es lo que querían conseguir, lo visualizaron y se enfocaron en éso. Adivina qué? La misma regla funciona para el amor.

Ahí te lo dejo. Pruébalo si te atreves. A mí me funcionó. Mi amore tiene el 98% de las cualidades y características que yo visualicé. Te animas tú?