miércoles, 30 de diciembre de 2009

No te vayas 2009...


Hoy me desperté con una angustia en el corazón: se termina el año 2009.
Me senté en el sofá de la sala y con una taza de té en la mano, empecé a recordar todo lo que he vivido este año. Seguro que te ha pasado lo mismo. Seguro que todo el mundo hace un recuento de su vida en estos días. Algunos se ponen nostálgicos como yo, otros estarán felices de que el año termine porque les fue un poco mal, a otros les dá igual y piensan: un año más que se va. Pero éso no sucede con la que escribe este blog, es decir yo, esta muchacha latina que ha empezado una nueva vida y literalmente de cero.

Luego de despedir al que hoy es mi esposo (él se iba a trabajar), prendí la televisión. En casi todos los canales hacían un recuento de todos los sucesos de este año. Hechos importantes que han ocurrido a nivel nacional e internacional: política, deportes, celebridades que murieron, catástrofes naturales, accidentes aéreos, etc. Me puse a pensar cómo se vería por televisión el recuento de la vida de cada persona. Imaginé un video que narraba mi vida y la de las personas que más quiero. Ufff! si pudiera ver en un video todo lo que viví este año...fue el mejor año de mi vida.

Tal vez sería un video como este...la intro de mi serie favorita




Con mi taza de té caminé hasta la mesa donde estaba la lap top. Ahí me puse a rebuscar entre las fotos digitales y recordé todo. Empecé el 01 de enero bailando y celebrando con mi novio, el que ahora es mi esposo. Luego vinieron cosas lindas de recordar. Planée y organicé junto con mi mamá mi boda. Las dos solas! Fue un poco estresante pero lindo. La búsqueda del vestido, de la iglesia, del local para la fiesta, las flores, la decoración, los colores, las invitaciones de boda, el terno de mi novio, los zapatos, la comida, todo! Incluso el sacerdote me permitió elegir cada lectura, cada petición y cada cosa que se diría en la ceremonia religiosa. Fue lindo...me emociona mucho recordar esos momentos.
Antes de casarme tuve que renunciar a mi trabajo porque luego de la boda me mudaría a otro país. En mi ex-trabajo dejé a muy buenos compañeros que siempre recordaré pero especialmente y con mucha pena, dejé a dos de mis mejores amigos a los que quiero harto y extraño R y P.



Luego vino la boda, la luna de miel (que hasta ahora dura) y mi mudanza al otro lado del mundo. Dejé a mi familia que junto a mi esposo son lo más valioso que tengo, dejé a mis mejores amigas con las que ahora me comunico por facebook, skype, hotmail, etc. Dejé toda una vida hecha: mi trabajo, mis estudios, mi profesión, mi auto (al que extraño harto), mi perro, dejé todo. Me monté en un avión y crucé el Atlántico durante más de 15 horas. ´

Hoy 30 de diciembre miro atrás y yo misma me pregunto: cómo fue que tuve la valentía de hacer todo éso? Yo era de las que pensaba que nunca me iría de mi país...en qué momento cambié de opinión tan radicalmente? Gracias a Dios lo hice. Dejar todo para venir hasta el otro lado del mundo siguiendo a mi esposo, es la mejor decisión que tomé en mi vida.

Terminé mi taza de té y escribí un mensaje en el facebook: se me está yendo el mejor año de mi vida... lo escribí con el corazón. Mis amigos contestaron que el 2010 será aún mejor...podría ser aún mejor?

Hace pocas horas mi esposo y yo recordábamos por todo lo que hemos pasado para estar aquí los dos juntos y nos reímos como unos niños. Este 2009 ha estado llenecito de momentos así: de risas, abrazos largos, complicidad, buena vibra.

El año también me trajo malas noticias, como el cáncer de uno de mis tíos más queridos que gracias a Dios ya se está recuperando, otras buenas noticias como el nacimiento de las hijas de muy buenas amigas, el futuro nacimiento de dos sobrinos, el matrimonio de amigas queridas y de una de mis primas...en fin...ha sido un año de llegadas y partidas, de finales y comienzos, de olvidos y recuerdos. Un año que siempre recordaré porque marcó mi vida con un nuevo y hermoso comienzo. Qué más puedo pedir...

Aún no me llega la depresión que le dá a las personas que viven fuera de su país. Algunas amigas dicen que la nostalgia me vendrá pronto. Tal vez. Pero ya casi pasó un año desde que me fui y estoy convencidísima de que recordaré al 2009 como un año mágico. Tal vez en el futuro vengan años mejores, sí, pero tendrán otro sabor, otro color, otro perfume...el color y olor de este año es único...por éso me apena tanto que se vaya.

Y bueno por último quiero recordarte que el próximo año continuará la historia de Eva y Martín. He recibido toda clase de comentarios algunos ansiosos, otros críticos, otros amigables...todos pidiendo que termine de escribir la historia de una buena vez. A inicios del 2010 viene la parte final de la historia así que visiten el blog con frecuencia.

Espero que este año también haya sido mágico para ti y si no lo fue, deseo que el 2010 lo sea! Todos tenemos un año para el recuerdo...ojalá encuentres el tuyo.

Con mucha pena me toca despedir este 2009 y abrirle las puertas al 2010...adiós 2009...no te vayas!!!! FELIZ 2010 A TODOS!!!



Y para empezar el nuevo año les dejo esta canción que me levanta el ánimo cada vez que la escucho por la energía enorme que tiene...además la letra habla de abandonar un lugar para iniciar una nueva vida en otro...y aunque New York no tenga que ver con tu historia o la mía, tal vez la letra de la canción sí...